Las medusas han llamado la atención durante más de una década en los Acuarios públicos, pero cada vez resultan más interesantes como mascotas; tanto por sus características como por la perfecta combinación que forman con los Acuarios especializados. En este post vamos a responder a las preguntas más frecuentes que surgen a aquellos que se deciden a acoger a una o varias, es este caso, medusas luna en casa.

Acuario de medusas pulse80 medusa luna decoracion

Fig 1.Imagen de la que podría ser tu próxima mascota, Medusas Luna (Aurelia aurita) en su máximo esplendor en el  Acuario Pulse 80, equipado con luces LED multicolor.

 

Primera regla: Las Medusas tiene un ciclo de vida corto.

Las medusas mueren. Aunque el único animal biológicamente inmortal del planeta sea una medusa Turritopsis nutricula, las demás especies tienen un inicio y un final en su ciclo vital, lo que incluye a la medusa Luna. Las medusas son “animales de temporada”, debido a que por norma general no sobrepasan el año de vida si no están en manos de expertos, en cuyo caso suelen rebasar los 2 años.

Por lo tanto, si queréis comprar una medusa a vuestros hijos deberíais explicarles que se trata del curso de la naturaleza, siempre de una manera amigable. Teniendo en cuenta esta corta esperanza de vida, ¿porque voy a tener una mascota si en un año va a morir? Bueno, vamos a analizarlo…

  • No destrozan el sofá, ni dejan restos de pelo, no hacen pis en los rincones de la casa ni se comen vuestra ropa interior.
  • Tienen un potente efecto relajante, una sencilla forma de evadirse y desconectar del estrés al llegar a casa.
  • Seguramente tendrás la mascota más alternativa y exótica de tu grupo de amigos y familiares, por lo que tendrás que dar explicaciones a todos sobre como cuidas de ella.




Si llegaste aquí resulta que, como mínimo, te imaginaste por un momento una medusa Luna como mascota… de acuerdo, ya tengo una medusa en casa; pero ahora ¿Cómo lo hago para jugar con ella?

En primer lugar, no la aplastes y acaríciala con cariño. Las medusas llegarán en una bolsa (o contenedor), trátelo con cuidado y no la agite demasiado que seguramente llegara cansada del viaje. Probablemente lo primero que va a querer hacer es alimentarla; NO lo haga.

Primero hay que aclimatar a tu a mascota a su nuevo hábitat. Hay que introducirlas en el Acuario con los mismos parámetros que en el agua dónde han viajado; déjenlas descansar y bajen el flujo del Acuario al mínimo; para que pueda descansar un rato en su nueva casa. Posiblemente queden situadas al fondo del Acuario, espere que ellas solas se distribuyan, ajustando el flujo para que su natación les permita nadar libremente sin quedar relegadas al fondo del Acuario. Cuando esto se produzca, pueden alimentarlas.

medusa luna

 

Fig 2. Ejemplares de Medusa Luna o Aurelia aurita. Un regalo para la vista.

 

Segunda cuestión: ¿Cómo se debe alimentar a las Medusas?

Aquí la respuesta es más difícil ya que depende de la comida con que las alimentes. La mejor opción sin duda, decapsular cistes de Artemia.

La Artemia recién eclosionada es una rica fuente de proteínas y ácidos grasos Omega 3 (véase https://www.medusalia.com/manual-cria- artemia-nauplii/ para más información). Al alimentarlas es importante asegurarse de que todas las Medusas han comido (lo verá porque quedan restos de comida en sus cuerpos transparentes).

IMPORTANTE: para alimentarlas utilice agua del mismo Acuario, así evitará variaciones en los parámetros del agua…. aunque posiblemente por la presencia de comida, y dependiendo de la capacidad de tu Acuario, las bacterias y el pH vayan cambiando ligeramente. Vale, más o menos ya lo tenemos… pero, ¡espera! Había otro tipo de comidas como huevos de pescado o Rotíferos, ¿puedo darles el postre?

No nos compliquemos, si no se tiene experiencia es recomendable coman siempre lo mismo (siempre que sea Artemia). Elige un tipo de comida para que se adapten a ella y la digieran y asimilen fácilmente. Por cierto, deben alimentarse idealmente dos veces al día; mañana y noche, como un gato pero que no suelta pelo ni araña, sino que se desliza suavemente entre los colores del agua, transmitiendo esa magia que nunca ha de faltar en nuestros hogares.

Tercero: La limpieza del acuario.

Bueno, ya pasamos el primer día con éxito. Vamos a hablar de aquello que odiamos…sí, la limpieza. Si vuestro Acuario no tiene ningún tipo sistema de filtración adicional recomendamos cambiar un poco de agua siempre que sea posible (20%) un rato después de ser alimentadas (no eliminemos la comida que quede en el agua). Piensa que el agua con la que volvamos a rellenar el Acuario debe ser con la misma proporción de sal y demás parámetros que hay en el Acuario, no vayamos a liarla…

Finalmente juguemos a ser científicos y repasemos el tan querido ciclo del Nitrógeno que no enseñaron en biología de la ESO … Tranquilos, cogemos un poco de agua y metemos unas gotitas del test de Nitrógeno (botecito de color) y comparamos el color del agua con la de la muestra para saber que todo está bien.

edd4a5e2-453a-4f92-bdff-30e1dc6a31af

Fig 3. Alimentando a una Medusa Luna. La pipeta de vidrio se encuentra cargada de Artemia nauplii, alimento con elevada carga proteica, que se lanza directamente a la cavidad gástrica de la Medusa.

 

Vale, vale… ¡mucho trabajo! Para nosotros sí, a tiempo completo, ya que me dedico a la cría de Medusa Luna, pero para todos los demás que tienen un Acuario en casa no les llevará un mantenimiento superior a unos 5-10 minutos. Como es normal, al principio invertiréis más tiempo, ya sea por miedo, porque “ahora que se hace”, porque os quedaréis embobados, porque le enseñaréis ciencia a vuestro hijo, porque os gustará, o simplemente porque sí… pero, sinceramente, se hace rápido, tan rápido como cambiar la cestita de tierra del gato, de acariciar al perro mientras te lame, o de dar de comer al canario y limpiarle la jaula de cáscaras de pipas.

Bueno, seguro que hay alguien que afirma “Yo tengo un Acuario de arrecifes en casa y me lleva mucho trabajo”, seguro que las medusas requieren el mismo compromiso. No, para nada, ni de cerca. Los Acuarios de arrecifes intentan emular un pequeño ecosistema, con su flujo continuo de materia y energía, sin embargo las medusas requieren otro tipo de sistema: la observación y la atención al detalle con la vista. Las umbelas van a describir el estado de tus medusas Luna. Si su aspecto es bonito y sus movimientos elegantes, entonces es que todo va bien, si observa cambios es que algún parámetro está descontrolado y se siente incómoda en el Acuario. Arréglenlo y seguid disfrutando de estas majestuosas criaturas.

En Medusalia ofrecemos la venta de acuarios especiales para medusas, puedes verlos desde: https://www.medusalia.com/comprar-acuario-medusas/