¿Existen las medusas de agua dulce?

Resulta automático relacionar el hábitat de las medusas con el hábitat marino pero, ¿existen las medusas de agua dulce? Sí, existen, y en gran abundancia. Cerca de un 10% de la población mundial de medusas habita en aguas dulces y, además, se pueden encontrar repartidas por casi todo el planeta; desde el pantano de Quéntar en China, el lago de Tanganyika en África, o en el rio Amazonas en Sudamérica, así como en distintos países de Europa como España.

Realmente poca gente sabe de la existencia de medusas dulceacuícolas. Estas medusas pertenecientes al grupo de las hidromedusas son de pequeño tamaño y se alimentan principalmente de plancton (fitoplancton y zooplancton), transformándose en unos importantes agentes alterantes del medio ambiente allí donde aparecen. Sin embargo, los efectos para el ser humano son imperceptibles ya que no poseen la potencia tóxica de sus parientes marinos. No obstante, suponen un riesgo notable para las comunidades de peces e invertebrados de lagos y otros ambientes cuyo equilibrio es bastante delicado, y ya de por sí amenazado por causa del ser humano.

Especies de medusas de agua dulce.

 

Las especies de medusas de agua dulce más habituales son Limnocnida tanganicae y Craspedacusta sowerbyi. La primera especie se puede encontrar en el lago Tanganyika de África, mientras que la segunda se encuentra extendida por toda Europa y Sudamérica.

Distintos hallazgos paleontológicos verifican que la zona de África que se encuentra por debajo del Ecuador fue cubierta por el mar en el periodo del Eoceno (entre 54 millones de años y 40 millones de años). De ahí, y debido a la fuerte actividad volcánica del momento, el acceso al mar fue cerrado y las distintas medusas quedaron atrapadas, adaptándose gradualmente al agua dulce, y encontrándose a lo que hoy en día son los lagos del Nilo. Más tarde fueron arrastradas al drenaje del lago Kivu, y de ahí al Tangayika, dónde se encuentran a día de hoy. Distintos paleontólogos como el doctor Cornet y el Sr. Moore explican que el lago Tanganyika fue un lago de agua salada en el pasado, pero debido al cambio en las condiciones hidrográficas se conectó con el lago Kivu a través del rio Rusisi, perdiendo gradualmente su salinidad y permitiendo la adaptación de las medusas al medio dulceacuícola.

fig-1

Fig 1.Imagen de la medusa de agua dulce Limnocnida tanganicae que habita en el lago Tangayika (África).

 

Por otra parte, ¿cómo se introdujo la especie Craspedacusta sowerbyi en Europa? Resulta que estas medusas fueron encontradas por primera vez en Inglaterra en el año 1838 a través de una importación de plantas acuáticas amazónicas originarias de Brasil y Guyana, entre ellas la Victoria Amazónica.




Esta especie de medusa fue detectada por primera vez en un estanque que contenía la Victoria Amazónica en los años 1880, el primer estanque temperado que poseía un sistema de calentamiento de agua que se encontraba en los Jardines Botánicos Reales de Kew, Londres. Posteriormente su presencia se extendió por los tanques temperados interiores de Regent’s Park, Londres, Birmingham, Boscome, Sheffield y Edimburgo.
El comercio internacional de plantas acuáticas llevó a la liberación accidental de la especie de medusa Craspedacusta sowerbyi en casi todas las regiones templadas y tropicales del mundo. Hay registros de aparición de éstas en Australia, Bavaria, Brasil, Canadá, Guam (Micronesia), Hawái, Hong Kong, Italia, Japón, Malasia, México, Nueva Zelanda, Panamá, Portugal, la mayoría de los estados de EE.UU., Yugoslavia y Sudáfrica.

fig-2

Fig 2.Imagen de la especie de medusa de agua dulce europea; Craspedacusta sowerbyi.

 

Éstas se pueden encontrar en estanques, canales, grandes acumulaciones de agua con muy poca corriente. Pueden ser vistas habitualmente de Julio a Octubre, debido a las temperaturas altas, suben a la superficie del agua en grandes cantidades durante los días soleados de verano. Son medusas de pequeño tamaño que no superan 3 centímetros de diámetro e inofensivas para el ser humano, aunque parece ser  que disminuyen considerablemente la cantidad de oxígeno en el agua, lo cual es dañino para los peces y para otras comunidades biológicas. Pueden aparecer en grandes cantidades durante un año, después desaparecer por varios años y aparecer nuevamente en el momento menos esperado. Como vemos, son unos ejemplares impredecibles.

¿Dónde puedo encontrar medusas de agua dulce en España?

 

La existencia de las medusas de agua dulce en España no ha pasado desapercibida para la comunidad científica. Se han encontrado en varios embalses y pantanos ejemplares de Craspedacusta sowerbyi, originarias del río Yangtsé en China.

Recientemente se han encontrado medusas en el pantano de Quéntar, Granada. Estas se encontraron en las paredes laterales del pantano. Se redactan como unas manchas de color blanco similares a la espuma de entre uno y tres centímetros de diámetro, que se desplazan lentamente por el interior del pantano. Distintos estudios han concluido que se trata de una especie invasora originaria de China, que llego junto con unos narcisos de agua hasta Inglaterra, dónde se estableció y prolifero. A partir de ahí y a través los distintos mecanismos de transporte, ya sean biológicos (adheridas a las patas de distintas especies de aves) o antrópicos (principalmente vehículos acuáticos), se dispersaron por todo el continente Europeo.

fig-3

Fig 3.Imagen del pantano de Quéntar, en Granada, dónde se observó la presencia de la medusa de agua dulce Craspedacusta sowerby en las paredes laterales del pantano.

 

Otros biólogos también han documentado la presencia de la especie de medusa de agua dulce Craspedacusta sowerbyi en aguas interiores de Andalucía y en distintas zonas de Sierra Morena. Aunque los avistamientos aún no son muchos debido principalmente a su reducido tamaño, los científicos verifican que pueden haberse extendido por toda la península, así como en importantes zonas de migración de aves.

¿Hay Acuarios de Medusas de agua dulce?

 

Los Acuarios de medusas de agua dulce son una realidad, aunque el mantenimiento de los organismos resulta muy difícil y rara vez el individuo alcanza su madurez sexual. Además su metabolismo resulta distinto al habitual, y su alimentación resulta más complicada, aunque se pueden alimentar de forma exitosa con Dafnias.

En algunos países como Estados Unidos, los aficionados a la acuariofilia intentan mantener a estas especies de medusas en acuarios controlados, pese a que su mantenimiento en cautividad es sumamente complicado.

Em

fig-4

Fig 3.Conocidas como Dafnias (Daphnia) o como pulgas de agua. Se trata de un género de crustáceos plantónicos de reducido tamaño (0.2 – 5 mm) que sirven de alimento a la mayoría de medusas dulceacuícolas.

En Medusalia ofrecemos la venta de acuarios de mesusas de agua salada, puedes ver la información desde: https://www.medusalia.com/comprar-acuario-medusas/