Manual de Cuidado de Medusa Luna (Aurelia Aurita)

 

En la siguiente sección puede consultar nuestro manual o descargarlo directamente desde: Manual de Cuidado de Medusa Luna (Aurelia Aurita)

 1. Desarrollo de los Pólipos.

Para empezar con el ciclo reproductivo se necesita una población inicial de pólipos de la especie Aurelia aurita. Acto seguido, se debe aislar un pequeño número de ejemplares de la población inicial en otro acuario que mimetice las condiciones del acuario en el que estaban, para incentivar que se produzca una expansión de las colonias por clonación.
Las condiciones de temperatura ideales para que se dé un correcto desarrollo de la fase pólipo de Aurelia aurita están alrededor de los 17 -18ºC, siendo suficiente para su desarrollo un acuario de aproximadamente unos 20 litros.
Es necesario revisar a diario la temperatura y la salinidad del agua para asegurarse de que las condiciones del hábitat no varíen y puedan afectar al desarrollo de los pólipos. Debido a la evaporación y el metabolismo de los organismos es necesario un reemplazo parcial del agua del acuario cada dos días. Evidentemente, los pólipos han de ser alimentados por su cuidador para poder cumplir con sus funciones vitales, tal y como se detalla en el apartado 4.
Unos días después, los pólipos se habrán adaptado a las condiciones del nuevo acuario. Entonces se reproducirán asexualmente, generando gemas que darán lugar a nuevos pólipos, denominados pólipos secundarios. Éstos son fáciles deidentificar ya que presentan un tamaño mucho menor que los pólipos primarios.
Para el correcto desarrollo del animal es necesario un sustrato al que puedan anclarse. Para tal efecto se suelen utilizar piezas de  crílico con ralladuras que posibilitan la fijación de los pólipos.

2. Diseño de un Acuario para Pólipos.

Para el mantenimiento de los pólipos es suficiente con una pecera de vidrio convencional, de una capacidad aproximada de 20 litros. Dentro de la pecera se encuentran dispuestas verticalmente distintas piezas de acrílico dónde se fijan los pólipos. Estas bandejas resultan fáciles de extraer del acuario cuando ya se han fijado nuevos pólipos, facilitando la limpieza de las peceras.
A medida que se van formando nuevas colonias, se va extrayendo las bandejas acrílicas y reubicando en nuevas peceras, de forma que se optimiza el espacio para obtener el mayor número de clones.

3. Iluminación de los Acuarios para pólipos.

Para el correcto desarrollo de los pólipos es necesario mantener el acuario en condiciones de poca luz, para evitar que se den las condiciones idóneas para que organismos fotosintéticos puedan proliferar, modificando las condiciones del acuario. Una solución es evitar la entrada masiva de luz en el acuario cubriendo la parte posterior y lateral del tanque.
Se recomienda tratar de mantener un ciclo lumínico consistente en 12 horas a baja intensidad y 12 horas de oscuridad, imitando las condiciones naturales.


4. Alimentación de los pólipos.

Es suficiente con alimentar a los pólipos cada dos días con nauplios de Artemia. La alimentación de los pólipos se lleva a cabo liberando con una pipeta los nauplios en las inmediaciones de la cavidad oral de los pólipos. Cabe recordar que es de especial importancia mantener el acuario limpio, evitando la acumulación de restos de alimento o proliferación microorganismos.

5. Cambio de agua del Acuario.

Se debe cambiar un 25% del agua del Acuario cada semana. Por lo tanto si disponemos de una pecera de 20 litros cambiaremos 5 litros de agua cada siete días. Recomendamos que los cambios de agua se efectúen de manera lenta y sin formar demasiadas burbujas.
Para una máxima optimización, una vez al mes se realizará una limpieza completa del acuario y se deben pasar los nuevos pólipos a otro acuario distinto.

6. Estrobilación de los Pólipos.

Para realizar el proceso de estrobilación y obtener la fase medusoide se deben seguir una serie de pasos ( es recomendable que los pólipos tengan entre 3-12 meses).

  1. Alimentar a los pólipos diariamente durante 7 días.
  2. Mantener a los Pólipos a 22º C durante 24 h.
  3. Colocar los Pólipos en un tanque de 20 litros a 17-18º C durante unas horas.
  4. Bajar la temperatura a 12-13º C y mantenerla durante 7 días.
  5. Dejar de alimentar a los Pólipos durante 7 días, pero seguir realizando cambios de agua.
  6. Aumentar la temperatura a 21º C durante 24 horas.
  7. Realizar el cambio de agua y añadir KI (0,1 – 0,4ml Yoduro de Potasio). Disminuir la temperatura a 17ºC y mantenerla durante el proceso de estrobilación.
  8. El Pólipo cambiará de color naranja a marrón antes de realizar el proceso de estrobilación.
  9. Si se desea parar el proceso de estrobilación es suficiente con aumentar la temperatura.

 

7. Cuidado de las Éfiras.

Después del proceso de estrobilación se deben ir retirando las éfiras, colocándolas preferentemente en un acuario acondicionado especialmente para medusas, o en un acuario convencional con entrada de aire que las mantenga suspendidas.
Para el mantenimiento de las éfiras mantener la temperatura ambiente, y una buena calidad del agua es muy importante. Para ello, se puede llegar a reemplazar el 100% del volumen de agua del acuario, retirando previamente las éfiras con una pipeta de 3ml.
Las éfiras deben ser alimentadas todos los días con Artemia nauplii, asegurándonos con los cambios de agua que los restos de alimento no alteran la calidad del agua.
Asimismo, se recomienda tener especial cuidado a la hora de juntar éfiras con distinta fecha de recolección, ya que pueden comerse unas a otras.

 

8. Cuidados de las medusas juveniles.

Cuando las medusas tienen una umbela de más de 1cm de diámetro, se deben transferir a un tanque más grande ( unos 40 L). Cuando su tamaño rebase los 2 cm de umbela, y las burbujas pueden retenerse bajo ésta, es imprescindible emplazarlas en acuarios especializados tipo pseudokreisel/ kreisel, como los que se pueden encontrar en medusalia.com Por último, es recomendable alimentar a las medusas con Artemia nauplii como mínimo 3 veces al día.